Mama Mountain Perú

El sistema de 3 capas de ropa es un enfoque esencial en el montañismo para vestirse de manera adecuada en condiciones cambiantes y desafiantes. Está diseñado para mantener un equilibrio entre la regulación de la temperatura, la transpiración y la protección contra los elementos.

Aquí te explicamos las tres capas y qué debes tener en cuenta al utilizar este sistema:

CAPA BASE

  • Propósito: La capa base es la primera capa de ropa, directamente en contacto con la piel. Su función principal es mantener el cuerpo seco al absorber la humedad del sudor y alejarla de la piel. Esto ayuda a mantenerte seco y cómodo al evitar la acumulación de humedad.
  • Material: Las capas base suelen estar hechas de materiales que absorben la humedad, como lana merino o tejidos sintéticos, como el poliéster. Deben ajustarse cómodamente al cuerpo sin ser demasiado ajustadas.

CAPA INTERMEDIA

  • Propósito: La capa intermedia proporciona aislamiento térmico al atrapar el aire caliente cerca del cuerpo. Su función es mantener el calor y conservar la temperatura corporal en condiciones frías.
  • Material: Las capas intermedias suelen estar hechas de materiales aislantes, como el forro polar (fleece) o rellenos sintéticos. Estas prendas deben ser ligeras, transpirables y permitir la movilidad.

CAPA EXTERIOR

  • Propósito: La capa exterior o tercera capa actúa como una barrera contra los elementos, protegiéndote del viento, la lluvia, la nieve y otras condiciones climáticas adversas. Su función principal es mantener el cuerpo seco y a salvo de los elementos.
  • Material: Las capas exteriores son impermeables y cortavientos. Deben ser resistentes al agua y al viento, pero aún permitir que la humedad se escape para evitar la acumulación de sudor.

CARACTERÍSTICAS PARA TENER EN CUENTA:

Versatilidad: Elige prendas que sean versátiles y adaptables a las condiciones cambiantes. Puedes añadir o quitar capas según sea necesario.

Transpirabilidad: Asegúrate de que las capas permitan que la humedad se escape para evitar la acumulación de sudor y mantener la comodidad.

Ajuste adecuado: Asegúrate de que las capas encajen bien, sin estar demasiado ajustadas ni demasiado holgadas, para permitir la libertad de movimiento.

Resistencia a los elementos: La capa exterior debe ser resistente al agua y al viento para protegerte en condiciones adversas.

Gestión de la humedad: Usa capas base que gestionen eficazmente la humedad para evitar que te empapes de sudor.

Sistema de ventilación: Asegúrate de que las prendas tengan cremalleras de ventilación o aberturas de ventilación para regular la temperatura si te sobrecalientas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *